¿Pedir comida a domicilio es peligroso por el Coronavirus?

Incluso si comiste alimentos con el virus, no hay muchos receptores en el tracto digestivo para que el virus se adhiera, afirman expertos.

¿Pedir comida a domicilio es peligroso por el Coronavirus?

Ante las medidas de aislamiento recomendadas por la OMS, así como las precauciones a tomar por la pandemia del coronavirus, ha surgido la duda respecto a qué tan riesgosos son los pedidos a domicilio a través de aplicaciones como Rappi, Uber Eats y DiDi entre otros.

Las plataformas de transporte y entrega a domicilio ya han adoptado medidas para evitar la propagación del virus entre sus conductores, clientes y repartidores. Según ha indicado Rappi, desde que se emitieron las recomendaciones por el crecimiento del virus, hubo un aumento significativo en el número de pedidos de supermercado.

Las categorías que más han aumentado han sido de farmacias, restaurantes y supermercados, pues las personas se sienten más seguras al pedir servicio a domicilio antes que exponerse en lugares conglomerados.

Respecto a los riesgos que ello pudiera implicar, en España por ejemplo, donde la comida a domicilio es una de las actividades aún permitidas durante el estado de alarme; la jefa de servicio de Seguridad Alimentaria del Govem señaló que “en la actualidad no hay pruebas de que los alimentos puedan ser una fuente o una vía de transmisión”.

La Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), dijo en su sitio web que no tiene conocimiento de ningún informe que sugiera que el covid-19 puede transmitirse a través de alimentos o envases de alimentoss.
Y añade que si la comida fue elaborada y transportada de acuerdo a los principios de seguridad alimentaria, no tiene por qué existir riesgo al respecto.
Incluso en el peor de los casos, es probable que el nuevo coronavirus solo sea un problema si una persona infectada tosió o estornudó directamente sobre la comida o el envase, en lugar de si solo lo tocaron, comentan algunos expertos.