Microsoft Edge: El nuevo navegador basado en Chromium

Microsoft tiene un navegador que tiene lo mejor de Chrome, Edge, y un poco de Firefox.

Microsoft Edge: El nuevo navegador basado en Chromium

Hace muchos años Microsoft era amo y señor de los navegadores web con Internet Explorer, y hasta que no llegó Chrome la empresa de Redmond no perdió la corona en este campo.

Por ello, la compañía ha vuelto con su explorador, pero esta vez basado en Chromium. Éste es una versión ligera o, con menos detalles, que Chrome, pero sigue siendo casi lo mismo.

Y es que, para los que utilizan Chrome, que nadie puede negar es la extrema mayoría de los usuarios de Internet, el navegador de Google resulta difícil de reemplazar, tanto que muchos prefieren lidiar con su elevado consumo de recursos a cambio de todas las demás ventajas que ofrece.

El nuevo Edge basado en Chromium

Al ejecutar el navegador por primera vez lo que vas a sentir es que estás frente a algo muy parecido a Chrome, pero a la vez muy parecido al otro Edge. La mayor ventaja de este navegador es que combina lo mejor que tenía ese Edge clásico, con algunas de las mejores cosas de Chrome, y lo logra ofreciendo un consumo relativamente menor de recursos.

Por ejemplo, Edge Chromium incluye un modo lectura muy completo para leer los artículos en sitios web sin distracciones, con múltiples preferencias para el texto tanto en tamaño de letra como en colores de fondo y resaltado. Es algo que trajo del Edge clásico.

El nuevo Edge no es un “copy paste” de Chrome, pues los desarrolladores del proyecto han eliminado 53 servicios que utiliza Chrome que son algo invasivos con la privacidad, por lo que este navegador es mucho más privado, rápido y fluido. De hecho, en las pruebas de rendimiento que ya se han realizado se puede ver que en todas las pruebas el nuevo Edge supera a Chrome en velocidad y consume menos memoria RAM.

Un detalle que también es de gran ayuda es que tenemos un botón dedicado para la traducción de sitios web en otro idioma, aunque a diferencia de Chrome que usa Google Translate, aquí se usa Microsoft Translate, por lo que no hay gran diferencia entre un navegador y otro en este apartado.

El nuevo Edge o Edgium como a veces le llaman en redes sociales es compatible con todas las extensiones de Chrome, y se pueden instalar desde la Microsoft Store (por defecto), o bien, desde la Chrome Web Store en su versión web.

Y aunque Edgium no es tan personalizable como Chrome y Firefox, sí puedes cambiar el tema a claro u oscuro, o hacer que cambie por defecto con base en el tema que tienes en Windows 10.

Si usas el nuevo Edge en distintas computadoras con Windows o Mac la sincronización es prácticamente inmediata siempre y cuando uses la misma cuenta de Microsoft. En el caso de dispositivos móviles es diferente, pues a pesar de que Edge en Android ya cuenta con el nuevo logo, todavía no se sincroniza perfectamente con el Edge Chromium.

Edge no es ni el primero ni será el último navegador alternativo en basarse en Chromium, por lo tanto, al hablar de él tenemos que hablar del mismo Chrome, y de alternativas como Opera, o Vivaldi o incluso Brave. Todos estos tienen en común que se basan en el proyecto open source de Google, pero quien los haya probado sabe que ofrecen experiencias bastante diferentes.