Cómo algunas empresas usan datos de tu celular para decidir cuánto cobrarte

Varios usuarios de Twitter han despertado dudas sobre la política de tarifas de Uber al cobrar más a los usuarios que tienen poca batería.

Cómo algunas empresas usan datos de tu celular para decidir cuánto cobrarte

Hasta hace poco hablábamos del big data como una entelequia, un abstracto que las empresas no lograban monetizar.

El teléfono móvil se ha convertido en el mejor aliado de la compra por Internet de servicios y productos al aportar innumerables datos.

Por ejemplo, la localización, si estamos quietos o en movimiento, si nos queda mucha o poca batería, si estamos solos o acompañados, sobre qué hablamos y la antigüedad y precio de nuestro terminal.

Ya no nos sorprende que cada día una gran compañía tecnológica pida disculpas por invadir nuestra intimidad.

Esto sucede en un contexto en el que el móvil aumenta año tras año como dispositivo para gastar online, aunque la computadora sigue siendo el dispositivo preferido para realizar compras.

¿Cómo se rigen los precios?

La ingente información que facilitan nuestros móviles hace que las grandes tecnológicas puedan utilizar esos datos para poner un precio a cada una de nuestras cabezas.

Varios usuarios de Twitter han despertado dudas sobre la política de tarifas de Uber al cobrar más a los usuarios que tienen poca batería.

La lógica nos dice que un usuario va a aceptar el primer precio que le proponga la aplicación si le queda poca energía en el celular.

Uber ya desmintió en 2016 la subida de precios en función del estado de la batería, pero reconoció entonces que tenía “acceso a un tremenda cantidad de datos”.

¿Habrá cambiado su política de precios después de que varios usuarios con la misma cuenta, misma localización y mismo destino hayan comprobado que pagan más si su batería está baja?